,

Los Origenes y Características de La Montura Española

Descubre los orígenes y características de la montura española, ¡una de las referencias mundiales del arte ecuestre! Conoce todo sobre esta tradición hispana.

La montura española es una forma de montar a caballo que se remonta a las antiguas tradiciones de la cultura hispana. Esta montura se caracteriza por su belleza, elegancia y versatilidad, ¡convirtiéndola en una de las referencias mundiales del arte ecuestre! Descubre la historia e identifica sus distintas características aquí.

¿Qué Es La Montura Española?


La montura española es una forma de montar a caballo que se origina en el sur de España, junto con la influencia de algunas culturas musulmanas. Está generalmente asociada con la Escuela Oficial de Equestre de Madrid, fundada en 1847 por el Rey Fernando VII. La montura española destaca por su estilo elegante y refinado, ofreciendo versatilidad tanto para los jinetes como para los caballos.

El Orígen de La Montura Española.


La montura española se origina en la influencia de algunas culturas musulmanas que existían en el sur de España. Esta antigua tradición refleja los principios de la Escuela Oficial de Equestre de Madrid, fundada por el Rey Fernando VII en 1847. Se desarrolló para combinar destreza y ligereza, ofreciendo un estilo elegante sin limitaciones ni distracciones para los caballos y sus jinetes.

Las Diferentes Características De La Montura Española.


La montura española es conocida por su estilo único, donde la silla se ensambla perfectamente a los contornos del caballo. Esta montura tiene una anatomía distintiva que reúne diferentes elementos de nuestra cultura para crear un marco perfecto para la elegancia y destreza. Algunas de las características que definen la montura española incluyen ruedas relajadas, cinturones ajustables, cojines ligeros y desacostado en general. Estas características permiten al jinete sentir cómodo mientras fomenta alegría en el caballo.

Uso Y Significado Social De La Montura Española.


La montura española no es solo un medio para montar a caballo, sino también una forma de expresar nuestra historia y cultura. Representa la dignidad, el respeto y la autoexpresión. Para muchos, la montura española es como un orgullo nacional que se puede usar para reconocer nuestros clanes regionales y étnicos. A través de su diseño encontramos comodidad durante los viajes largos, al mismo tiempo que ofrece resistencia en batallas o competencias. Esta cómoda montura permite al jinete sentirse físicamente cómodo mientras profundiza su relación con el caballo, ganando confianza mutua.

El Futuro De Esta Antigua Tradición Ecuestre Hispana.


La montura española se ha mantenido fuerte desde sus inicios. Esto no significa que los cambios no sean necesarios para preservar esta antigua tradición ecuestre. Los nuevos materiales, tecnologías y técnicas pueden mejorar aún más la montura española, haciendo que sea aún más resistente sin comprometer su comodidad. Además, un mayor uso de los avances tecnológicos hará que sea un gran aliado en nuestras vidas modernas, ayudándonos a disfrutar de este medio de transporte histórico como nunca antes.


Lo que necesitas saber sobre la silla de Montar Española

La silla de Montar Española es una experiencia única para explorar el mundo a caballo. Desde su origen hace más de 500 años en España, la silla se ha desarrollado hasta convertirse en un estilo único de montar. ¡Descubre todo lo que necesitas saber para disfrutar aún más tu paseo!

¿Qué es la silla de Montar Española?


La silla de Montar Española es un estilo de equitación el cual fue desarrollado originalmente hace más de 500 años en España. Esta silla ha evolucionado durante el paso siglos y es ahora reconocida como un estilo único de montar en todo el mundo. Su forma se caracteriza por tener un asiento ancho y estructura ligera con almohadillas para la columna vertebral del jinete, lo que la convierte en un agradable y cómodo método para disfrutar del entorno.

https://dhispania.es/producto/montura-lucas-espanola-tradicional/

¿De dónde viene?


La silla Española originalmente fue diseñada en España en el año 1572. Esta silla fue creada con la intención de ser leve, favorecer a las propiedades ligeras, ofrecer un equilibrio mejorado para el jinete y reducir el esfuerzo físico. Desde entonces la silla ha evolucionado incluyendo adelantes tecnológicos que han mejorado su seguridad y comodidad.

Partes de la silla Española.


La silla Española está compuesta por diferentes partes y cuenta con un amplio abanico de materiales modernos para la fabricación de cada articulo. Los principales componentes son las anillas, el arzón, la viga del albarde, los nudillos del albarde, el fuste, los bastes y la lupa. El sillín consiste en un suplemento a estas partes grandes con almohadillas dos orejeras para evitar deslizamiento y seguridad adicional para el jinete.

El futuro de este estilo de silla.


La silla Española se ha movido significativamente para adaptarse a los cambios en la equitación moderna. Con nuevos materiales, como fibra de carbono y aluminio, los fabricantes han hecho posible crear sillines más livianos, flexibles y duraderos para un mayor confort. Esta evolución también incluye el uso de patrones mejorados para distribuir el peso apropiadamente entre caballo y jinete. El diseño del sillín original se ha mantenido básicamente igual a lo largo de muchas décadas, pero con la investigación en progreso continuamente esperamos ver innovaciones sustanciales que mejoren la experiencia de montar a caballo en el futuro.

Cómo montar a caballo con una silla española tradicional.


Un montador experimentado usa estos tres pasos básicos para montar a caballo con una silla tradicional española. Primero, debe realizar el ajuste apropiado de los arreones. Esto significa que la hebilla inferior de la correa de fuste debe extenderse por dos dedos por encima del ombligo del caballo. El tacón superior se extiende hasta la parte posterior y superior del muslo. En segundo lugar, hay que efectuar el subir al caballo. Después de meter la pierna izquierda en el estribo derecho, el montador coloca con cuidado su mano derecha en la carilla izquierda y se engancha sobre ella flexionando las rodillas antes de sentarse con firmeza en el sillín. Por último, hay que afirmar correctamente los pies en los estribos. Luego de insertar cada pie dentro de los dos estribos en movimiento independientes y con la punta hacia abajo, gira cuidadosamente cada tacón hacia adentro para avanzar con éxito vuestro viaje juntos a caballo.