, ,

El origen de la Doma Vaquera

Doma Vaquera

¡Explora el fascinante mundo de la Doma Vaquera y descubre su profunda historia! Aprende acerca de sus raíces, técnicas y principios ahora.

Si te interesa profundizar en la tradición del equitación y disfrutar de una experiencia especial con respeto por los caballos, ¡disfruta de la Doma Vaquera! Esta antigua disciplina hipica es una forma única de comunicarse con su caballo a través de técnicas, destrezas y principios especiales.

doma vaquera

¿QUÉ ES LA DOMA VAQUERA?

La Doma Vaquera es una disciplina de equitación con un enfoque educativo y relacional. Se basa en el respeto de los caballos al tiempo que trabaja para establecer el poder y la confianza mutua entre jinete y montura. Se originó a partir de la doma nativa americana, más tarde evolucionando hasta adoptar principios de relación por encima del adiestramiento.

Orígenes de la Doma Vaquera

La doma vaquera es la disciplina española por excelencia. Sus inicios vienen de nuestra comunidad: Andalucía, y también de Extremadura y Salamanca. Esto se debe a que en estas regiones es en las que más ganaderías de reses bravas hay. No hay que olvidar que la doma vaquera proviene de las tareas en el campo en las que había que velar por el ganado, separar las reses que iban a ser transportadas y la celebración de tentaderos.

Esta equitación se ha desarrollado con el tiempo para convertirse en uno de los deportes más atractivos del mundo. Uno que penetra cada vez más en el espíritu tanto del jinete como del caballo, exigiendo disciplina y respeto entre ambas partes. Hoy en día hay muchos estilos diferentes de doma vaquera: desde los movimientos clásicos a la rejoneador y de ejercicio libre. Cualquiera que sea el estilo, la clave es siempre obtener el control completo del caballo a través del diálogo suave a fin de crear un vínculo sólido y mutuo entre jinete y caballo.

Componentes del entrenamiento clásico en doma vaquera

La Doma Vaquera alienta a los jinetes a usar sus habilidades para comunicarse con sus caballos. El entrenamiento se centra en el respeto y la responsabilidad de ambas partes, promoviendo una relación de armonía mutua. La forma básica del clásico entrenamiento de doma vaquera incluye ejercicios dentro del campo, los círculos, movimientos transversales, maniobras laterales y medias-pensiones y el trabajo colgante.

Dentro del campo, los jinetes enseñan a sus caballos que ciertos movimientos como la directitud, responsividad y comunicación se esperan cuando se cabalga. Los círculos sirven para poner al caballo bajo control y son una buena forma de introducir movimientos laterales más complicados. El trabajo colgante requiere lo opuesto; que el caballo cuelgue sus extremidades inferiores hacia abajo (nieve) o esté debil en su respaldo (luna). Movimientos transversales, maniobras laterales y medias-pensiones buscan reforzar la flexibilidad del caballo dentro de áreas cortas y ayudarlo a lograr una mayor conexión a la montura.
Reglamento Federacion Hipica Epañola sobre la Doma Vaquera

EQUIPACION PARA LA PRACTICA HIPICA DE LA DOMA VAQUERA

La cabezada Vaquera  será la clásica vaquera con o sin ahogadero. Llevará mosquero de cuero, mosquero de cerda o mosquero de seda. El hebillaje irá pavonado.

La montura vaquera o silla vaquera será la tradicional vaquera, con zalea de borrego y provista de manta estribera hasta el puente de los estribos. La montura será obligatoriamente de color negro, lisa o moteada en cuero o seda. La lisa se utilizará preferentemente cuando el jinete vaya con zahones y botas de montar o botos vaqueros. Queda prohibido el uso de monturas mixtas. Los estribos serán, los tradicionales, de metal pavonado, sin protecciones y el tamaño, correspondiente, proporcional al tamaño del pie del jinete. Las amazonas utilizarán la .

Podrán utilizarse en las pruebas de caballos jóvenes, falsas riendas que irán a los farolillos del bocado vaquero o a los pilarillos de la serreta. En las pruebas de iniciados, hoja de ejercicios nº 1, las cuatro riendas irán todas en la mano izquierda, pudiendo el jinete apoyarse con su mano derecha y la vara sobre la falsa rienda del mismo lado. En las pruebas con la hoja de ejercicios 1A, si se utilizaran falsas riendas, estas irán a los farolillos del bocado.

El pechopetral, si fuera necesario, será el clásico vaquero de tres correas y una argolla. Dos correas cogen a la montura por arriba y la tercera a la cincha, por entre los brazos del caballo. No se utilizará otro tipo de pechopetral, así como hebillas y argollas sin pavonar.

Los bocados vaqueros para los caballos, de cualquier edad y en cualquier tipo de prueba, serán los propios de esta doma.

Además, las uniones entre las patas o camas, embocadura y barra podrán ser fijas o movibles. Descalificará el uso de cualquier tipo de bocado que no sea el tradicional en esta doma. La cadenilla de barbada, podrá ir con un forro de cuero, pero este forro nunca será cosido y cerrándola en todo su contorno.

Está prohibido el uso de martingalasgamarras, atacolas, el encintado de las crines y los protectores o vendas de pies y manos.

Está asimismo prohibido portar cualquier elemento que pudiera considerarse como ayuda: fustas, chivatas, garrochas, etc.

El uso de la vara en las amazonas es obligatorio, siendo opcional en las pruebas de caballos jóvenes.

Cuando un jinete para abandonar la pista, tras el saludo al presidente, no cumpla las directrices del ejercicio (al galope, cambiando de pie, soltar las riendas, etc.) la nota de calificación del mismo no podrá ser superior a cinco (5).