Body protector para jinetes de caballo

Leer más

Nuestro protector corporal para jinetes está diseñado para ser lo suficientemente duradero tanto para su uso en pista como en competición. Maravillosamente cómodo, cuenta con un amplio panel de malla en la espalda y correas ajustables en los hombros que distribuyen el peso uniformemente sobre los hombros y ofrecen un firme apoyo y estabilidad. La longitud más corta te mantiene cubierto mientras montas pero no abulta ni pesa cuando lo llevas fuera del caballo. Perfecta para jinetes de trail, aficionados a los eventos y atletas ecuestres.

1. Pantalones y chaparreras
2. Protectores del cuerpo y camisas
3. Accesorios varios y otras cosas…
4. Equipamiento de seguridad para la equitación

Body protector para jinetes de caballo

Este protector corporal lo llevan los jinetes en eventos como el polo y el salto, la conducción, los rodeos y muchos otros eventos deportivos ecuestres. Proporciona la máxima protección para las costillas, el estómago, la espalda, los riñones y el bazo con su innovadora construcción anatómica. Se incluyen protectores de hombros (o espuelas) para una mayor protección.

Comprar body protector para jinetes de caballo

Algunos sostienen que un protector corporal fiable es la clave para que un jinete tenga la mejor oportunidad de permanecer en la silla de montar cuando su caballo cae. Veamos lo que el protector corporal no hace, y luego consideremos cómo puedes protegerte mejor si te encuentras en el suelo con tu caballo.

Puede que sea una simple pieza de equipamiento, pero un protector corporal es una parte esencial del equipo de equitación de cualquier jinete. La equitación es un deporte potencialmente peligroso y los accidentes pueden ocurrir sin previo aviso. Muchos jinetes sufren lesiones en la zona pélvica y en las piernas por no llevar el equipo adecuado, como los protectores corporales.

Opiniones de body protector para jinetes de caballo

Este protector corporal es fantástico. Fue muy fácil de montar y ajustar las correas para que quedara cómodo. Al principio era un poco grande, pero una vez ajustado a la complexión de mi hija, fue perfecto. Ha montado en ella varias veces y le encanta no tener que preocuparse por la protección de los faldones de la silla en caso de que se caiga del caballo.

Soy jugador de polo y este es mi segundo protector corporal. El primero me duró 8 años y esta es la única marca en la que confío y uso. ¡Gran producto y gran servicio!